La expresión personal a través de los piercings ha adquirido gran popularidad en los últimos años, y los piercings orales son unos de los más comunes. Sin embargo, más allá de la estética, es crucial comprender cómo estos piercings pueden afectar la salud bucodental antes de tomar la decisión de colocárselos. Desde MEDICODENTAL SM te vamos a contar cuáles son los principales riesgos que suponen para la sonrisa. ¡Sigue leyendo!

Erosión dental

Los piercings orales en la lengua, labios o mejillas están en constante contacto con los dientes, lo que aumenta el roce y provoca el desgaste el esmalte dental, aumentando a su vez el riesgo de sufrir sensibilidad dental y caries.

Enfermedades periodontales

La presión de los piercings en las encías puede causar retracción gingival, exponiendo las raíces de los dientes y creando un ambiente propicio para la acumulación de placa y bacterias y el desarrollo de enfermedades periodontales.

Lesiones e infecciones orales

Las perforaciones en la lengua o los labios tienden a causar hinchazón, sangrado y, en algunos casos, derivar en una infección, lo que puede afectar negativamente a los dientes y encías.

Si tienes piercings en la boca, es crucial mantener una rutina rigurosa de higiene oral para eliminar en profundidad las bacterias y prevenir el desarrollo de enfermedades periodontales. Además, es fundamental acudir regularmente al dentista para evaluar el estado de la sonrisa y prevenir problemas de salud oral, así como utilizar joyería elaborada con materiales de calidad para evitar alergias e infecciones.

Si estás considerando ponerte un piercing oral, te aconsejamos que vengas a visitarnos a nuestra clínica dental en Úbeda para valorar su impacto en la salud bucodental y determinar el lugar más adecuado para colocarlo. ¡Estamos aquí para cuidar de tu sonrisa!