La halitosis o mal aliento es un problema que puede causar incomodidad e indicar ciertas patologías bucodentales. No obstante, existen varias estrategias efectivas para combatir este problema. Desde nuestras clínicas dentales en Jaén te revelamos algunos consejos clave para mantener un aliento fresco. ¡Sigue leyendo!

Mantén una rutina de higiene bucal rigurosa

El primer paso para combatir la halitosis es mantener una buena higiene bucal. Esto incluye cepillarse los dientes al menos dos veces al día, utilizar hilo dental y colutorio y limpiar la lengua para eliminar las bacterias que pueden causar mal olor.

Hidrátate constantemente

La sequedad bucal puede contribuir al mal aliento. Beber agua suficiente a lo largo del día ayuda a mantener la boca húmeda y a arrastrar las partículas de comida y bacterias que pueden causar malos olores.

Vigila tu dieta

Algunos alimentos como la cebolla y el ajo pueden contribuir al mal aliento. Si bien los efectos de estos alimentos son temporales, es importante ser consciente de su impacto y cepillarse los dientes o usar enjuague bucal después de consumirlos para evitar la halitosis.

Visita regularmente a tu dentista

La supervisión profesional es crucial para prevenir problemas que pueden causar halitosis, como la caries dental o las enfermedades periodontales. Las limpiezas dentales regulares eliminan la placa y el sarro que no se pueden eliminar con el cepillado y el uso de hilo dental en casa, por lo que realizarse regularmente una es una gran opción para prevenir estas patologías y evitar el mal aliento.

Si sufres halitosis, estos consejos pueden ayudarte a controlarla y a mejorar tu aliento. No obstante, si el problema persiste, te aconsejamos pedir cita para revisar el estado de tu boca y descartar alguna patología mayor. En MEDICODENTAL SM estamos comprometidos con tu salud bucal y te ayudaremos a combatir la halitosis de manera efectiva.