Los trastornos del sueño como la apnea del sueño y el bruxismo pueden tener un impacto significativo en nuestra salud bucodental. Aunque estos problemas pueden parecer lejanos al cuidado de nuestros dientes y encías, la realidad es que una mala calidad del sueño puede conducir a serios problemas dentales. En este artículo exploraremos cómo los trastornos del sueño pueden afectar a tu salud oral.

Bruxismo

El bruxismo, hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes, es un trastorno común relacionado con el estrés y la ansiedad que suele manifestarse durante las noches. Esta condición puede causar desgaste dental, sensibilidad dental, fracturas en los dientes y problemas y dolores en la articulación temporomandibular (ATM).

Apnea del sueño

La apnea del sueño no solo interrumpe el sueño y reduce la oxigenación del cuerpo, sino que también se ha vinculado con la inflamación sistémica, incluida la inflamación de las encías. De hecho, estudios recientes sugieren que las personas con apnea del sueño tienen un riesgo más alto de padecer la enfermedad periodontal, una condición seria que puede llevar a la pérdida de dientes si no se trata adecuadamente.

Además, algunos trastornos del sueño como la apnea obstructiva del sueño conducen a la respiración oral, reduciendo la producción de saliva y provocando sequedad oral. La saliva es crucial para neutralizar los ácidos producidos por las bacterias en la boca y para ayudar a combatir las caries. Ante una disminución de saliva, aumenta el riesgo de padecer problemas dentales como la caries y la enfermedad de las encías

Adoptar una buena higiene del sueño y buscar tratamiento para los trastornos del sueño son pasos cruciales para proteger tu salud bucal. Si padeces alguno de estos trastornos y sospechas que pueda estar afectando a tu sonrisa, te aconsejamos que te pongas en contacto con nosotros para evaluar el estado de tu boca y proteger tu salud bucodental.