fbpx

En los casos en los que una patología oral se encuentra muy avanzada o por malposición o traumatismo, la extracción dental se hace inevitable y es una gran solución, de hecho, para evitar males mayores. La evolución de la odontología nos ofrece ya múltiples opciones restaurativas en los casos en los que se hace necesaria una extracción dental, para que el paciente pueda recuperar, con excelentes resultados, la funcionalidad práctica y estética de su sonrisa.

En el caso de erosión dental avanzada, un traumatismo que cursa con rotura de la pieza, la falta de espacio interdental, la aparición de un diente no erupcionado o el crecimiento de un diente soterrado con raíces y curvas enredadas son algunos de los casos en los que la extracción dental simple o quirúrgica es fundamental.

En otras ocasiones, la extracción dental es una técnica de apoyo a algunos tratamientos de ortodoncia, cuando se necesita resolver problemas de espacio interdental. Si bien, como hemos señalado, los casos de sobremordida o mordida pronunciada, los dientes impactados o las piezas infundidas con el hueso son casos clínicos para los que puede estar indicada la extracción dental.

La extracción quirúrgica más común, efectuada por un cirujano maxilofacial, la protagonizan las muelas del juicio o terceros cordales, generalmente. Sucede con cierta frecuencia que se hace necesario retirar el tercer molar cuando ya ha erupcionado.

En la actualidad, en nuestros centros dentales en Úbeda ofrecemos soluciones excelentes para la reposición funcional y estética de una o más piezas dentales que hayan tenido que ser extraídas. ¡Ven a visitarnos para que evaluemos tu caso!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies